El bikepacking o el nuevo cicloturismo de alforjas. ¿Qué es y como iniciarse?

El bikepacking o el nuevo cicloturismo de alforjas

Desde hace tiempo se pensaba que, en el mundo de la bici, ya estaba todo inventado. Pero al final siempre aparece algo que le da una vuelta de tuerca a lo que ya conocemos. Si hace unos años ‘estalló’ el gravel, hasta el punto de que ya hay incluso toda una gama de bicicletas sólo para esta modalidad a medio camino entre el MTB y la bici de carretera, desde hace ya unos meses -algún añito, en realidad- se viene hablando cada vez más fuerte de otro concepto: el ‘bikepacking’.

¿Y qué es realmente este nuevo anglicismo que ha entrado con tanta velocidad en el vocabulario de todos los aficionados a la bici? Bueno, pues desde mi punto de vista creo que se trata de una especie de versión mejorada del cicloturismo de alforjas. El punto está en recorrer rutas o senderos en plena naturaleza en rutas de varios días, durmiendo donde cada uno pueda. Bien sea directamente al raso, en tienda de campaña o en algún alojamiento que se encuentre en el camino.

Sólo que, en esta ocasión, en vez de las tradicionales alforjas el equipaje se reduce enormemente hasta el punto de que puede ir metido en pequeñas bolsas que se instalan en la tija, el manillar o bajo la parte alta del cuadro. Lo suyo es que vaya acoplado aprovechando la superficie de la bici. Podríamos decir que esto tiene un punto más deportivo que el ciclismo de alforjas.

Actualmente, esta novedosa disciplina ya es todo un fenómeno en los Estados Unidos. Y las marcas lo han visto venir y, por supuesto, no lo han dejado pasar. Cada vez son más las casas comerciales que apuestan por modelos de material óptimos para esta práctica. Aquí en Europa ya va llegando y sí hace un tiempo que parece haberse extendido, pero aún no como para considerarse un fenómeno masivo o siquiera mayoritario dentro del ciclismo aficionado.

PRODUCTO EN OFERTA

Bikepacking – Bolsa para manillar de bicicleta resistente al agua, de gran capacidad para tubo frontal

Bikepacking – Bolsa para manillar de bicicleta resistente al agua, de gran capacidad para tubo frontal

26806-va2ex7.jpg COMPRAR AHORA

Pros y contras del Bikepacking

Ventajas

De hecho, como dijimos antes, este concepto de cicloturismo se inventó precisamente para rutas de este tipo, para poder ir por caminos estrechos, no asfaltados y por trialeras técnicas.

Gracias a que las bolsas van centradas en la bici podremos repartir el peso entre las ruedas y mantener mejor el equilibrio, además de que cargamos con menos peso.

Así evitamos llevar transportín y las alforjas normales a los lados votando con cada bache.

Otra ventaja del bikepacking es que las bolsas van cogidas con velcros en varios puntos del cuadro (se reparte la carga) evitando llevar todo el peso en los ojales donde engancha el portabultos, que a veces, con mucho traqueteo acaban cediendo y se salen los tornillos (a mi me ha pasado un par de veces).

Una ventaja más es que se gana en aerodinámica, ya que las bolsas no sobresalen tanto como las laterales, aunque esto se debe notar más en el asfalto ya que en caminos de montaña la velocidad suele ser baja.

Inconvenientes

También es verdad que estas bolsas son más limitadas en espacio, por lo que llevamos menos peso, solo lo imprescindible.

Esto puede ser una ventaja para ir por caminos, para rutas de pocos días, para avanzar más y salvar mejor los obstáculos, pero también es un inconveniente, pues nos limita mucho en cuanto al equipaje que llevamos.

Todos esos “por si acaso” esta vez se quedan en casa. Al final ganamos eficiencia pero perdemos algo de comodidad (por ejemplo al acampar, que tenemos que ir en plan muy básicos).

Como todo, tiene sus pros y sus contras. Está en cada uno saber qué tipo de cicloturismo va a hacer y cómo.

Rhinowalk-bolsa impermeable para SILLÍN de bicicleta, 10L13L, bolsa trasera plegable para ciclismo, para maletero de montaña o carretera, para viajes al aire libre

26771-36e74f.jpg COMPRAR AHORA

DÓNDE IR

Por importante que sea tener una bicicleta confiable y empacar lo más ligero posible, elegir la ruta correcta es quizás la clave para su disfrute, ya sea que esto implique forjar su propio camino o seguir uno existente.

Ya sean cortas o largas, las rutas en bicicleta se dividen en una de dos categorías:

1. El Loop, que comienza y termina en el mismo lugar;

2. La Ruta de Paso, que es de naturaleza lineal, y requiere un componente logístico adicional si se regresa al inicio.

Para su primer viaje, recomendamos un circuito nocturno corto de 40 a 60 Km.

Elija un sendero con el que esté familiarizado donde haya visto acceso a un buen lugar para acampar. Traiga algunos elementos esenciales, una comida deshidratada, una barra de desayuno y una bebida de su elección para después del viaje.

¡Enciende fuego, duerme bajo las estrellas, luego despierta y monta un poco más!

Dejar un comentario